PAREJA

Al igual que en nuestra propia vida vamos avanzando, cambiando o tropezándonos con dificultades, en la pareja ocurre igual. La pareja es cambiante y en ocasiones, por la rutina, forma inadecuadas de comportarse, problemas personales, cambios laborales, miedos… se puede ver afectada en sus diferentes facetas.

” Una relación de pareja es como una bella y delicada planta, necesita los cuidados adecuados…pero si dejamos de regarla y prestarle atención, termina por marchitarse y morir”.

Los temas más comunes por los que se suele acudir a terapia de pareja son:

– Aprender a retomar y mejorar nuestra relación de pareja. Cómo compaginar de manera equilibrada nuestros intereses personales con los objetivos comunes en una pareja.

– Mejora de la Comunicación: “¿Por qué no nos entendemos? “,”Todo el día peleando por tonterías”…

– Comportamientos como: falta de control y agresividad, descarga de estrés con la pareja, reproches, falta de valoración y equidad, celos, infidelidad…

– Insatisfacción sexual, mejora de la sexualidad, infertilidad, pérdidas por aborto…

– Aprendizaje de resolución de conflictos y negociación: cuando las necesidades personales cambian…

– Educación de los hijos: cómo ponerse de acuerdo, implicación de la pareja, educación monoparental, cómo poner límites, aprender a potenciar conductas deseables…

– Procesos de separación: aprender a manejar las emociones destructivas y negativas que puedan a parecer en el proceso, superar la pérdida, cómo buscar el bienestar de los hijos y que no salgan perjudicados…

 

  • FORMA DE TRABAJO

Lo habitual, es que a la primera consulta acuda la pareja: En ésta veremos la evolución de la situación hasta la actualidad, plantearemos los objetivos a trabajar, frecuencia de las consultas y si es necesario una entrevista con cada una de las partes.

El tiempo, aproximado, de las consultas es de 60 minutos, excepto la primera que son 70 minutos.